Como avanzábamos en esta breve reseña de la sobreexplotación forestal en Canarias, esta historia continúa siendo el estándar de proceder en los cada vez más escasos lugares del mundo dónde el hombre inicia la colonización y el aprovechamiento de los recursos.

Fue la historia de la Península Ibérica, dónde Plinio afirmaba que una ardilla podría recorrer desde los Pirineos a Gibraltar sin pisar el suelo, o la de centro Europa, dónde el desabastecimiento masivo de madera dio pie al nacimiento de la Selvicultura en Alemania a finales del siglo XVII.

También es la historia actual de los bosques tropicales dónde la producción de papel, soja o aceite de palma han destruido más de 40 millones de hectáreas desde el año 2000.

Si hacemos una aproximación de la curva de deforestación en las islas, vemos que mantiene el patrón que establece la teoría de la transición forestal y que actualmente apenas hemos recuperado lo perdido.

Continua leyendo aquí: Los esfuerzos de contención…

(Este post pertenece a un grupo de publicaciones cuyo mapa llave es este otro post).